1935

Se unen al redil...
Un alcohólico de Nueva York tiene una visión de cómo lograr la sobriedad. Conoce a un médico de Akron de ideas afines. De su encuentro surgirá el programa de recuperación de Doce Pasos y un libro que transformará las vidas de millones de personas.
Bill y Lois se unen al Grupo Oxford
Después de su despertar espiritual en el Hospital Towns (1934), Bill W. y su esposa, Lois, se unen al Grupo Oxford, un movimiento no confesional que se basa en los “Cuatro Absolutos”, honradez, pureza, generosidad y amor; y asisten a las reuniones en Calvary House, detrás de la Iglesia Episcopal del Calvario de Manhattan. Allí Bill es inspirado por el carismático párroco Dr. Samuel Shoemaker, que enfatiza más el compartimiento y la orientación personales.
Un viaje de negocios a Akron
Bill viaja a Akron, Ohio por motivos de trabajo. En la recepción del hotel, se encuentra luchando con el impulso de unirse al ambiente ameno del bar. Consulta un directorio de iglesias puesto en la pared con el fin de encontrar a alguien que le dé el nombre de un alcohólico con quien hablar. Habla por teléfono con el Rev. Walter Tunks, ministro episcopaliano, que le pone en contacto con Henrietta Seiberling, miembro del Grupo Oxford, que lleva dos años intentando conducir a la sobriedad a un compañero de grupo, un eminente médico de Akron.
El grupo dentro del grupo
Se le pide a Bill que hable en una reunión de un Grupo Oxford en Calvary House. Su tema es el alcoholismo y, después de la reunión, un hombre se acerca a Bill y le dice que desea lograr la sobriedad. Bill lo invita a unirse a un pequeño grupo de alcohólicos que se juntan en la cercana Cafetería Stewart después de las reuniones. Los esfuerzos de Bill para alcanzar a estos alcohólicos no tienen éxito. Pero su capacidad para ayudar a los alcohólicos crece después de recibir consejo del Dr. William Silkworth del Hospital Towns, que le sugiere sermonear menos y hablar más del alcoholismo como enfermedad.
El primer encuentro
Henrietta Seiberling, nuera del fundador del Goodyear Rubber Company, invita a Bill a la residencia de los Seiberling, donde ella vive en la casa del guarda. Le habla de las dificultades del Dr. Robert S., y el primer encuentro entre los dos hombres tiene lugar al día siguiente, Día de la Madre, 12 de mayo de 1935. En la intimidad de la biblioteca de la casa, Bill cuenta su historia e inspira al “Dr. Bob” a contar la suya. Al terminar la reunión varias horas más tarde, el Dr. Bob se da cuenta del gran apoyo espiritual que se produce cuando un alcohólico habla con otro alcohólico.
Las primeras amistades en Akron
Bill asiste con los Smith a las reuniones semanales del Grupo Oxford en la casa de T. Henry Williams y su esposa, Clarace, ambos con gran compasión por los sufrimientos de los alcohólicos. Por sugerencia de Anne, esposa del Dr. Bob, Bill se instala en la casa de los Smith en 855 Ardmore Avenue (derecha).
Hombres con una misión
El Dr. Bob tiene una recaída pero se recupera pronto. El 10 de junio de 1935, conocido generalmente como el día en que el Dr. Bob se tomó su último trago, se celebra como la fecha de la fundación de Alcohólicos Anónimos. El Dr. Bob y Bill dedican horas a formular el mejor método para alcanzar a los alcohólicos, grupo famoso por resistir instrucciones. Al darse cuenta de que la sobriedad parece más alcanzable si se toma un día a la vez en lugar de pensar en luchar toda la vida, se les ocurre el concepto de 24 horas.
Bill regresa a Nueva York
Bill regresa a Nueva York para buscar empleo, pero igual de urgente es su deseo de ayudar a otros alcohólicos. Busca candidatos en el Towns Hospital, donde encuentra a Hank P., un ambicioso hombre de negocios, que acaba siendo su primer éxito de Towns. Otro es Fitz M., sureño, hijo de un ministro. Los dos llegan a ser íntimos amigos y aliados de Bill.
“El hombre en la cama”
Deseosos de llevar el mensaje, Bill y el Dr. Bob buscan a otra persona a quien ayudar. Tras un lento comienzo, su visita al Hospital de Akron produce un candidato: Bill D., abogado. A Bill D. el mensaje le llega al corazón y promete no volver a beber nunca: promesa que cumple toda la vida. Ahora conocido como el “hombre en la cama” (así representado en un cuadro hecho por un A.A.) Bill llega a ser el tercer miembro de lo que más tarde se conocerá como Alcohólicos Anónimos.
Reuniones semanales en 182 Clinton
Para mejorar las posibilidades de recuperación de sus candidatos, Bill recibe a los alcohólicos en su casa, en 182 Clinton Street de Brooklyn. Las reuniones del martes por la noche pronto se convierten en una residencia temporal para algunos de los participantes: una parada intermedia como la iniciada por el Dr. Bob y su esposa Anne en Akron.

1936

Un oferta hace surgir la “concienia de grupo”
Charles B. Towns, dueño del Hospital Towns (abajo), le propone a Bill que traslade su trabajo al hospital, donde podría tratar a los alcohólicos, celebrar las reuniones y tener parte en los beneficios de la institución. Esa tarde en la reunión de Clinton Street, Bill habla al grupo de la oferta, y los miembros se oponen, diciendo que difundir el mensaje por dinero violaría su integridad. Abajo: papel de admisión de Bill a Towns.

1937

La oficina de A.A. que pasará a la historia
Bill empieza a viajar a una pequeña oficina en 17 William Street, Newark, New Jersey (derecha) y se une a Hank P. para recaudar fondos para una nueva empresa: Honor Dealers, un intento de crear una cooperativa para los concesionarios de gasolina del norte de New Jersey. La secretaria de la oficina es una joven llamada Ruth Hock.
Planes para el futuro
A fines de 1937, Bill vuelve a visitar al Dr. Bob en Akron. Al cambiar impresiones, se sorprenden de ver que por lo menos 40 de los alcohólicos con quienes han trabajado se han mantenido sobrios dos años. Este descubrimiento les conduce a considerar la posibilidad de tener una cadena de hospitales para tratar a los alcohólicos, contratar trabajadores asalariados para difundir el mensaje por el mundo, y publicar literatura­­ — en especial un libro destinado a llevar el mensaje a todas partes.
Acción en Akron
Se siguen celebrando las reuniones del Grupo Oxford en la casa de T. Henry y Clarace Williams (derecha); el Dr. Bob a veces coordina las reuniones con el Sr. Williams. Los alcohólicos en recuperación del grupo se refieren a sí mismos como el “escuadrón alcohólico del Grupo Oxford”.
Una reunión trascendental
Bill no tiene éxito en recaudar fondos. En 1937, su cuñado, el Dr. Leonard Strong, Jr., arregla una reunión con gente asociada con las obras benéficas de John D. Rockefeller, Jr. (derecha). En diciembre, Bill, Dr. Bob, Dr. Silkworth y miembros de los grupos de Akron y Nueva York asisten a una reunión en la que los posibles patrocinadores se sienten conmovidos e impresionados por el trabajo de la Comunidad. Pero, después de indicar que el dinero podría estropear el propósito del movimiento, la reunión acaba produciendo entusiasmo y apoyo moral pero no económico.

1938

La postura de Rockefeller
Frank Amos (derecha), que asistió a la reunión de diciembre, y es buen amigo de John D. Rockefeller, Jr., va a evaluar el grupo de Akron y explorar la posibilidad de abrir un hospital para alcohólicos. En febrero de 1938, pasa varios días en la ciudad. Impresionado por el índice de recuperación en Akron, propone abrir un centro de recuperación que sería dirigido por el Dr. Bob. Recomienda a Rockefeller una aportación de $50,000 para los trabajos iniciales, pero Rockefeller cree que la Comunidad debe ser automantenida. No obstante, contribuye $5,000 para sufragar las necesidades básicas de Bill y el Dr. Bob.
La Fundación Alcohólica
Frank Amos y otros asistentes a la reunión de diciembre se ofrecen para hablar con Bill, Leonard Strong y varios miembros del grupo neoyorquino para considerar formas de establecer una estructura organizativa para el movimiento. Como consecuencia, se constituye la Fundación Alcohólica el 11 de agosto de 1938, en la que Bill y el Dr. Bob son miembros de la junta de custodios.
Los Doce Pasos
Según empieza a escribir el libro de A.A., llega el momento en que Bill tiene que poner por escrito el programa concreto para el alcohólico en recuperación. Basándose en las enseñanzas de Sam Shoemaker, Las variedades de la experiencia religiosa de William James, y el sistema de seis pasos inspirado por el Grupo Oxford que Bill y el Dr. Bob han utilizado para llevar el mensaje, los pasos llegan a ser 12 y nace el primer programa de Doce Pasos.
El comienzo del Libro Grande
Bill escribe un libro destinado a ayudar al alcohólico que no puede asistir a reuniones o encontrar compañeros con quienes hablar. Dicta sus notas escritas a mano a Ruth Hock (derecha) que las pone a máquina, revisando y corrigiendo el manuscrito sobre la marcha. Los capítulos mimeografiados se envían a los posibles patrocinadores, y a Eugene Exman, el jefe de la sección de religión de la editorial Harper & Brothers.
Works Publishing: un plan con visión del futuro
Harper & Brothers acuerda publicar el Libro Grande, para la gran alegría de Bill y los custodios. Pero Hank P., astuto hombre de negocios, convence a Bill de crear su propia editorial, vender acciones y publicar el libro. Hank prepara un prospecto para lo que sería Works Publishing Company, con una emisión de 600 títulos, a $25 cada uno (derecha).

1939

El Libro Grande
Se envían 400 copias mimeografiadas del manuscrito del Libro Grande a miembros, amigos y otros aliados para evaluación y comentarios. Entre los que hacen valiosas sugerencias figuran un médico de Baltimore que propone conseguir que un médico escriba la introducción (El Dr. Silkworth lo hace] y el Dr. Harry Emerson Fosdick (derecha), el muy respetado ministro del la Iglesia Riverside de Manhattan, que da una acogida calurosa al libro y escribe una crítica muy favorable para la Comunidad.
Un brote—un nuevo nombre—en Cleveland
Clarence S., de Cleveland, que asiste a las reuniones del Grupo Oxford de Akron, anuncia que se va a formar en Cleveland un grupo solamente para los alcohólicos y sus familias. Como otros grupos separados, van a ponerse el nombre del Libro Grande que ahora circula en Akron mimeografiado, “Alcohólicos Anónimos.” En mayo de 1939, la primera reunión de A.A. de Cleveland tiene lugar en la casa de Al G. (alias “Abby G.”) abogado especialista en patentes.
Publicación y desilusión
En abril de 1939, unos 5,000 ejemplares del Libro Grande—titulado Alcohólicos Anónimos — salen de la imprenta. Pero el previsto artículo en el Reader's Digest no se materializa y un programa de radio no produce pedidos, y las ventas son pocas. Esta desilusión presagia un lúgubre verano para la comunidad neoyorquina.
Bill y Lois pierden la casa de 182 Clinton Street
A fines de la Gran Depresión, el valor de los immobiliarios empieza a aumentar, y la compañía que tiene la hipoteca de 182 Clinton Street (derecha) vende el edificio, y Bill y Lois se ven sin hogar. La pareja empieza un período de dos años de residencia temporal en las casas de Hank P y de otros compañeros. Bill y Lois siguen llevando el mensaje del programa durante esa época inestable.
El Dr. Bob sirve con la Hna. Ignacia
En la primavera de 1939, el Dr. Bob propone a la hermana Ignacia Gavin (derecha) con quien ha trabajado desde 1934 en el Hospital de Santo Tomás de Akron que empiecen a tratar a los alcohólicos. Ella acepta y a lo largo de los años los dos darán consuelo y ayuda a casi 5,000 pacientes.
La primera mujer
Internada en un sanatorio de Greenwich, Connecticut, Marty M. lee el Libro Grande y luego empieza a asistir a las reuniones de 182 Clinton Street. Será la primera mujer que logra una sobriedad duradera en Alcohólicos Anónimos.
Una ayuda de Liberty
Buscando publicidad para A.A. Charles Towns cuenta la historia de A.A. al escritor Morris Markey, quien someterá el artículo “Los alcohólicos y Dios” (Bill no se siente cómodo con el título) a Fulton Oursler, editor del semanario Liberty. Tras la publicación del artículo el 30 de septiembre de 1939, se venden varios centenares del Libro Grande y la oficina de Newark recibe 800 súplicas de ayuda de alcohólicos y sus seres queridos.
Otra separación del grupo Oxford
En el otoño, aumenta la tensión en el Grupo Oxford de Akron; los miembros alcohólicos desean más independencia. Deciden reunirse en casa del Dr. Bob, pero Bob sigue leal a T. Henry y Clarace Williams. Al ir creciendo este nuevo grupo, cambia su local de reuniones a Kings School, una escuela primaria de Akron.

1940

La cena de Rockefeller
John D. Rockefeller organiza una cena en el muy exclusivo Union Club (derecha) para dar a conocer Alcohólicos Anónimos al mundo. Ya que todos los invitados saben que Rockefeller cree que A.A. debe ser automantenido, no se solicita ni recoge dinero. No obstante, Rockefeller procura que el evento tenga publicidad favorable. Dentro de un mes, llegan pequeños donativos de parte de miembros que alivian un poco las dificultades económicas a las que se vio enfrentada A.A. en este periodo inicial.
El primer club de Nueva York
Dado que ya no pueden reunirse en la casa de 182 Clinton Street, los A.A. neoyorquinos se reúnen donde pueden. Dos de ellos, Bert T. y Horace C., encuentran un pequeño edificio en el 334 1⁄2 West 24th Street de Manhattan y firman un contrato de alquiler. El local (derecha) pronto bulle de actividad y Bill y Lois, aún sin hogar, se instalan en uno de los dormitorios del piso de arriba.
La primera sede de A.A.
En marzo de 1940, Works Publishing se muda de Newark a una pequeña oficina en el 30 Vesey Street (derecha) de Manhattan. Aunque supone cierto riesgo económico, con el cambio de local la Comunidad tiene por primera vez su propia sede.
Un desafió para el principio de anonimato
Un jugador de béisbol estrella de los Cleveland Indians, calificado por la prensa de desenfrenado por su forma de beber, anuncia que lleva un año como miembro de A.A. y por eso ha logrado la sobriedad. Su nombre y foto aparecen a toda plana en las crónicas deportivas. Esta violación del principio de anonimato les hace a Bill y a otros miembros considerar los pros y los contras del anonimato.
El Padre Dowling
En una noche de lluvia a fines de 1940, un bondadoso clérigo de St. Louis se presenta a la puerta del Club de la calle 24. Apoyándose en su bastón, el padre Edward Dowling, SJ, (derecha) dice que ha estado leyendo Alcohólicos Anónimos, y luego comenta sobre el paralelismo entre los Doce Pasos y su propia orden jesuita. Así empieza un apadrinamiento espiritual entre el P. Dowling y Bill que durará los 20 años siguientes.
El mensaje llega a Toronto
El mensaje de la Comunidad se difunde hacia el norte cuando el Rev. George Little (derecha),ministro de la Iglesia Unida de Toronto activo en el movimiento antialcohólico, se entera del Libro Grande. Pide unos ejemplares, y da dos a un pequeño grupo de alcohólicos que se reúnen para apoyarse mutuamente. Este grupo, dirigido por Tom E., que se reúne en una sala encima de la taberna Little Denmark (derecha) será el primer grupo de A.A. de Canadá.

1941

La Oración de la Serenidad
Ruth Hock recibe un recorte de periódico con la Oración de la Serenidad que había sido impresa en el New York Herald Tribune en junio de 1941. Ruth y muchos miembros de A.A. de Nueva York y de otros lugares se dan cuenta inmediatamente de la relación que tiene la oración con los principios de A.A.. Muy pronto se imprime la oración en tarjetas y se distribuye a los miembros de A.A. de todas partes. Desde entonces la oración se ha convertido en una parte central de A.A., y se oye en reuniones por todo el mundo. Generalmente se atribuye la autoría de la oración al bien conocido teólogo protestante Dr. Reinhold Neibuh.
A.A. viaja al oeste
A.A. se extiende más allá de Ohio; grupos se reúnen en las ciudades de Chicago, New Orleans y Houston. Los alcohólicos de Topeka, Fort Worth, Tucson, Omaha y Honolulu también “se suman a las filas”, así como los de los pueblos más pequeños del centro y del oeste.
El Saturday Evening Post hace historia
El juez Curtis Bok, propietario y editor del The Saturday Evening Post, al enterarse de A.A. por medio de dos amigos de Philadelphia, se interesa en el asunto y encarga a Jack Alexander, cronista investigador, que escriba la historia de la Comunidad. El 1 de marzo de 1941, el artículo de 7,500 palabras aparece en la revista, dando a conocer Alcohólicos Anónimos al público y contribuyendo a un aumento dramático en la ventas del Libro Grande y en el número de miembros.
El primer grupo de interés especial
En 1941 se forma en Cleveland el primer grupo para mujeres conocido, y así se origina el primer grupo de A.A. de interés especial. Las mujeres de Nueva York, Minneapolis, Salt Lake City y San Diego siguen su ejemplo y para mediados de los años 40 la proporción de mujeres y hombres en A.A. es de uno a seis. Estos grupos de mujeres abren el camino a otros grupos de interés especial, entre los cuales figurarán con el tiempo los jóvenes, los ancianos, los homosexuales, los médicos, los abogados y otros profesionales.
Bill y Lois se trasladan a Bedford Hills
Unos amigos del condado de Westchester, a media hora al norte de Nueva York, ayudan a Bill y Lois a formular un plan económico que les hace posible comprar una casa en Bedford Hills. El 11 de abril de 1941, la pareja pasa la primera noche en su propio hogar. La casa acogedora (derecha) a la que ponen el nombre de Stepping Stones, les ofrece cierto grado de privacidad por primera vez desde la fundación de Alcohólicos Anónimos.
Bill comienza a viajar
Para la primavera de 1941, el número de miembros asciende a 2,000 y para el final del año, a unos 8,000 en 200 grupos por todo el país. Bill comienza lo que será un viaje de tres años para visitar a los grupos y conocer a los miembros individual y personalmente.

1942

Grupos de A.A. en prisiones
Una campaña pro reforma de prisiones por Clinton T. Duffy, alcaide de la prisión de San Quintín de San Francisco, aboga por un enfoque en las necesidades de los reclusos que estaban bebiendo cuando cometieron un crimen. Duffy pide ayuda a miembros de A.A. californianos, lo cual lleva a la formación de un grupo en San Quintín que efectúa su primera reunión en 1942.
Una carta de Australia
Después de leer un artículo sobre Alcohólicos Anónimos en la Revista de Psiquiatría Americana, el Dr. Sylvester Minogue (derecha), jefe médico del hospital Rydalmere de Sydney, escribe una carta a la revista solicitando que ésta sea remitida a la Fundación Alcohólica de Nueva York. Por esta petición de información recibe un ejemplar del Libro Grande y sigue en contacto con Bobbie B., secretaria de la oficina de Nueva York, preparando así el terreno para formar grupos de A.A. en Australia.

1943

Bill sigue viajando
Según van brotando los grupos, Bill sigue viajando por el país, a menudo acompañado por Lois. Su llegada a pueblos grandes y pequeños es motivo de mucha emoción, y los miembros van en tropel para oírle hablar y hablar con él personalmente. El anuncio a la derecha invita a la gente a oír a Bill hablar en una reunión abierta en Connecticut.
Se forma el segundo grupo de Canadá en Windsor
En octubre de 1943, se forma el segundo grupo canadiense cuando los alcohólicos empiezan a reunirse en Windsor, Ontario.
A.A. durante la guerra
Durante la Segunda Guerra Mundial, la Comunidad hace su parte. En abril de 1943 un artículo (derecha) en el Star-Telegram de Fort Worth, Texas, informa que A.A. ha reducido el ausentismo por alcoholismo en las fábricas de materiales de guerra y que el programa ha ayudado a unos 5,000 obreros a volver a sus trabajos.

1944

El debut del Grapevine
Un boletín de ocho páginas destinado a comunicar noticias de A.A. a los miembros en las fuerzas armadas se convierte en la revista oficial de la Comunidad. El primer número aparece en junio, 1944. Bill llama a la revista “una reunión de A.A. impresa”.
Casilla Postal 459
“Acerca de su oficina central”, boletín distribuido por la Fundación Alcohólica a los grupos, anuncia: “a partir del 1 de mayo de 1944 nuestra dirección será Box 459, Grand Central Station.” Box 459 llegará a ser la dirección postal y la dirección simbólica de Alcohólicos Anónimos, una organización que en sus comienzos depende mucho de la comunicación por correo.
Marty M. y la NCEA
Inspirado por los esfuerzos de Marty M., el Dr. E.M. Jellinek, eminente investigador del alcoholismo, se une a otras dos autoridades médicas para formar la Comisión Nacional de Educación acerca del alcohol (CNEA). La CNEA tiene su sede en un edificio de la Universidad Yale en New Haven, CT (derecha). En nombre de la CNEA, Marty comienza una gira nacional para hablar de su lucha con el alcoholismo.
Grupos de mujeres encarceladas se reúnen
El primer grupo conocido de mujeres en prisión se reúne el 18 de marzo de 1944 en Clinton Farms, New Jersey..
El primer grupo de habla francesa
Dave B. de Montreal, antiguo contable y empleado de banco, arruinado por su alcoholismo logra la sobriedad después de leer el Libro Grande que le envió su hermana. Se pone en contacto con A.A. en Nueva York y empieza a celebrar reuniones en su casa, iniciando el primer grupo de A.A. de habla francesa.