1955

A.A. en Argentina
A comienzos de los años 50, Héctor G., de Bueno Aires, se salva del alcoholismo después de leer Alcohólicos Anónimos y consultar con un médico. Escribe a la Fundación Alcohólica que le envía literatura de A.A. en español y le pide permiso para ponerlo en su lista de contactos. Héctor funda el primer grupo conocido de Argentina y en 1955 informa que los miembros están disfrutando de su recién encontrada sobriedad.
Se unen al redil...
La Convención de St. Louis de 1955 afirma la madurez de la Comunidad y Bill W. transfiere a los miembros la responsabilidad de los Tres Legados de A.A. de recuperación, unidad y servicio. La Convención señala una década de cambio durante la que se ven consolidados los grupos de familia bajo el nombre Al-Anon, una comunidad separada que, como Alcohólicos Anónimos, ha llegado a todas partes del mundo.
Un boletín para solitarios
A centenares de solitarios —personas inscritas en la lista de A.A. pero no pertenecen a un grupo— se les envía el boletín mensual de la OSG, "Twelfth Stepper". En cada número aparecen historias personales de solitarios de todo el mundo. El objetivo es hacerles posible “compartir los unos con los otros el amor, gratitud, fortaleza y fe de A.A.” Un boletín anterior— "The Internationalists Round Robin", iniciado en 1949— fue fruto de los trabajos del Capitán Jack S., que logró su sobriedad en A.A. y la mantuvo intercambiando cartas con gupos que ayudó a iniciar en todas partes del mundo.
Mr Eddie de El Salvador
Edward F., que ha llevado el mensaje a varios alcohólicos de Boston y San Francisco, se muda a San Salvador con su esposa salvadoreña. Tras encontrar dificultades inicialmente para despertar el interés en A.A., una amiga de su esposa presenta a Edward a su tío alcohólico, Don A., y los hombres forman un grupo que se reúne en la casa de Atilio, un alcohólico rico. Según aumenta el número de miembros, se cambia el local a la escuela de García Flamenco . “Mr. Eddie”, como se le conoce, ayudará a formar grupos en otros países centroamericanos.
Primeras reuniones en Madrid
Una tal Sra. García de Nueva York informa a la OSG del deseo del Dr. E. Pelaz, psiquiatra de un sanatorio de Madrid, de iniciar un grupo de A.A. La OSG envía folletos a Pelaz y el nombre de su contacto en Madrid, Ray C., americano. Ray y su compañero Dan C. empiezan a efectuar reuniones en inglés en junio de 1955. Para fines del año, el número de miembros se ha cuadruplicado y un grupo español-americano se reúne en el sanatorio del Dr. Pelaz. Poco después, los españoles forman un grupo separado que pronto atrae a más miembros y fomenta la formación de grupos por todo el país.
Una Convención Internacional histórica
En julio de 1955, unas 5,000 personas asisten a la segunda Convención Internacional en St. Louis. Uno de los momentos más importantes de esta reunión del 20º aniversario es la presentación de Bill sobre la historia de A.A. y la importancia de entenderla. Además, se lanza la segunda edición del Libro Grande, y la Comunidad de Al-Anon, ahora con cuatro años de existencia, participa en cinco talleres. El presidente Dwight D. Eisenhower envía un telegrama de felicitación (derecha).
Se publica la Segunda Edición del Libro Grande en 1955
En la segunda edición de Alcoholics Anonymous se ve reflejada la creciente diversidad de la Comunidad. Los capítulos que tratan de los principios de A.A. no cambian, y ocho historias de la primera edición que cuentan los esfuerzos de los miembros pioneros para lograr la sobriedad se quedan en una sección titulada “Pioneros de A.A.” Además, aparecen 24 historias nuevas en dos secciones: “Dejaron de beber a tiempo” y “Casi lo perdieron todo”. También se agregan las Doce Tradiciones.
Bill W. pasa la antorcha, julio de 1955
La convención de St. Louis culmina con la transferencia oficial de la dirección de A.A. a los miembros. La resolución que Bill lee al hacerlo se aprueba clamorasamente: “Por lo tanto se resuelve que la Conferencia de Servicios Generales... se convierta a partir de esta fecha en la protectora de las Tradiciones de Alcohólicos Anónimos, perpetuadora de los servicios mundiales de nuestra Sociedad, la voz de la conciencia de grupo de nuestra Comunidad, y la única sucesora de los cofundadores, el Dr. Bob y Bill.”
El Tercer Legado
En la Convención de St. Louis, Bill habla del Tercer Legado de la Comunidad, el Servicio. Dice: “…un servicio de A.A. es todo aquello que nos ayuda a alcanzar al alcohólico que aún sufre…desde el Paso Doce en sí a una llamada telefónica y una taza de café hasta la Oficina de Servicios Generales para las actividades nacionales e internacionales.” Se imprimen 50,000 ejemplares del librillo del Tercer Legado (derecha) y se distribuyen a los grupos de A.A..

1956

Venezuela se une al redil
Unos pocos americanos que celebran sus reuniones de A.A. en Caracas ponen un anuncio en un periódico local de habla inglesa. Lo lee Christiaan van der Ree P. que previamente había intentado iniciar un grupo de habla hispana. Con la ayuda de los americanos, Christiaan lleva el mensaje a Luís y Clyde y los tres hombres forman los primeros eslabones de la cadena de grupos que se extenderá por todo Venezuela.
Primera Junta de Servicios Generales en ultramar
Debido al crecimiento rápido de A.A. en Gran Bretaña e Irlanda se ve una clara necesidad de formar una junta de servicios generales separada. Con la orientación de la OSG de Nueva York, varios representantes de Inglaterra, País de Gales, Escocia e Irlanda se reúnen en Londres el 28 de octubre de 1956 y deciden establecer la Junta de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos de Gran Bretaña e Irlanda, Ltd., basada en en el modelo de la de EE.UU. La primera JSG fuera de los EE.UU., alojada en el Fruit Exchange de Londres (derecha) empezará sus trabajos en 1957.

1957

Grupos en hospitales norteamericanos
A comienzos de 1957, la Oficina de Servicios Generales de Nueva York se mantiene en comunicación con más de 230 grupos en hospitales de los EE.UU. y Canadá — legado de los grupos pioneros formados dos décadas antes en el Hospital Santo Tomás de Akron y los hospitales Towns y Knickerbocker de Nueva York.
India: ya no están solos
En enero de 1957, Charley M., un A.A. australiano empleado por la Junta Nacional del Cine del Canadá, se pone en contacto con Sylvia M. y Supatti M., solitarios de Nueva Delhi inscritos en la OSG de Nueva York. (Charley expresó su deseo de mantenerse activo en A.A. durante un viaje de negocios de 36 meses por Asia.) Los tres publican un anuncio en los periódicos locales y tienen respuestas de siete alcohólicos, entre ellos, Mahindar S.G. quien, como Silvia y Supatti, ya está inscrito. Para mayo, las reuniones en New Delhi atraen de ocho a 12 personas; al fin del año, habrá grupos en Calcutta y Bombay. A la derecha se ve una tarjeta enviada a Bill y Lois por un grupo de Bombay en diciembre de 1961.
Cartas de Grecia
Un piloto americano, miembro de A.A., informa a la OSG de Nueva York de haber regalado un ejemplar de Doce Pasos y Doce Tradiciones al Rev. Charles Hanna, párroco de la Iglesia Americana de Atenas. El Rev. Hanna inicia una correspondencia con la OSG de Nueva York a principios de 1957. Gracias a sus trabajos, tres Solitarios que viven en Atenas, Frank O., y Gus y Cal, militares, efectúan la primera reunión griega en el puerto del Pireo de Atenas.
Un libro histórico
En Alcohólicos Anónimos llega a su mayoría de edad, publicado el 1 de octubre de 1957, Bill narra la historia de A.A. desde su punto de vista y repasa lo acontecido en la convención de St. Louis. En una sección se describen los Tres Legados, y hay charlas de amigos de A.A. de la religión y la medicina.
La llegada de Alateen
La preocupación por los problemas de los hijos de los alcohólicos, tema de una sesión de la Convención de St Louis de 1955, se intensifica según van llegando a la oficina de Al-Anon cartas escritas por adolescentes (algunos ya habían formado grupos con sus coetáneos). Al-Anon crea Alateen en 1957 y publica La juventud y los padres alcohólicos (derecha).

1958

Primera Conferencia Internacional de Jóvenes en A.A.
A finales de abril de 1958, la primera conferencia de jóvenes A.A. (en ese entonces los menores de 40 años) tiene lugar en el Hotel Niagara de Niagara Falls, Nueva York. El "A.A. Exchange Bulletin" (precursor de Box 4-5-9) informa que el propósito de la Conferencia Internacional de Jóvenes en A.A. es “dar a los delegados un detallado resumen de la aplicación de nuestro programa de A.A. a las dificultades con que se ven enfrentados los jóvenes al tratar no sólo el alcoholismo sino también los demás problemas particulares de su generación.” La ICYPAA se celebra anualmente.
Comienzos en Singapur
En marzo de 1958, Dick D., que se cartea regularmente con la OSG de Nueva York, informa que el grupo de Singapur, fundado en 1957, ahora tiene 12 miembros y dos candidatos probables.
Dramatizaciones del alcoholismo
Cuando se le pide, Alcohólicos Anónimos desempeña un papel asesor en la dramatización del alcoholismo para la televisión y el cine. En preparación para la emisión en octubre de 1958 de la presentación de “Playhouse 90”, "Días de vino y rosas", miembros del personal de la OSG de Nueva York colaboran estrechamente con el guionista, J.P. Miller. Adaptada para el cine en 1962, la obra, que representa la vida de una pareja alcohólica que busca la ayuda de A.A, alcanza a un público internacional.
Estado de la estructura
Como servicio a los lectores, el Grapevine de enero de 1958 publica un gráfico de los servicios y de la estructura de la Conferencia de A.A. El texto arriba dice que “más de 7,000 grupos, incluyendo 500 en hospitales, prisiones y otras instituciones y 760 en ultramar, están inscritos en la Sede de Servicios Generales.”
Un grupo de prisión en Australia
Desde 1942, se han venido formando grupos en las prisiones de los EE.UU. y se han empezado a reunir en Canadá, Irlanda y Finlandia. En 1958, se forma en Australia el primer grupo conocido “detrás de los muros”, el Magpie Prison Group en la prisión Fremantle (derecha) en Fremantle, Australia Occidental.

1959

Austria Oeste, Austria Este
En 1959, dos A.A. de Reichenall, Alemania, deciden cruzar la frontera con Austria para llevar el mensaje a Salzburg. Con la ayuda de su primer contacto, un médico de una clínica local para trastornos nerviosos, ayudan a algunos alcohólicos a formar un grupo. Al este, en Viena, dos alcohólicas, pacientes en la clínica psiquiátrica del Dr. Rotter, se enteran de A.A. e inician su propio grupo. Con un hombre de Linz, empiezan a celebrar reuniones en casas particulares. Ambos grupos, independientemente, solicitan el consejo de grupos alemanes y reciben literatura de A.A. traducida al alemán.
Colombia: siete años para el éxito
Tras años de fracasos, en enero de 1959 se forma un grupo estable en Colombia. Los princpales actores son Arturo E., de Medellín, y Alejandro S., de Barranquilla, que se conocieron en 1952 en una clínica para alcoholismo de Barranquilla. Ambos trataron dos veces de iniciar un grupo (Alejandro, un comerciante próspero, se habían familiarizado con los principios de A.A. estando bajo tratamiento en un hospital de Miami) pero sólo Arturo puede mantenerse sobrio y seguir adelante. Su primer grupo, que se reúne en Medellín, planta la semilla para futuros grupos en Bogotá y otras ciudades colombianas.

1960

Los primeros grupos francoparlantes de Francia
Algunos A.A. americanos ya se reunían en París en 1949, pero el primer grupo francófono conocido se forma después de la publicación en France Soir en el verano de 1960 de una serie de artículos sobre Alcohólicos Anónimos por Joseph Kessel. Como consecuencia de una carta de Manuel M. (español) al periódico, Manuel recibe literatura de A.A. y se forma un grupo de cuatro: Manuel, Francois, Jean M. y Lennard (sueco). En 1961 el grupo, que se llama el Groupe Quai d'Orsay, es apadrinado por americanos que establecieron un grupo de A.A. en París en 1955. Se forman más grupos, se acelera el desarrollo y a comienzos de los años 70 se abre la Oficina de Servicios Generales de Francia en rue Trousseau.
Comienzos en Guatemala
El primer grupo de A.A. de Guatemala conocido empieza a reunirse en enero de 1960, gracias a los trabajos de Miguel Ángel R. y Paulino G. Cuatro años antes había plantado la semilla Reinaldo G., un amigo de Miguel que se unió a A.A. en San Francisco antes de regresar a Guatemala. Tres años más tarde, se abre una oficina de intergrupo.
La tercera Convención Internacional
Long Beach, California, sirve de anfitriona del 25º aniversario de A.A. en julio de 1966. A los 8,900 asistentes se unen muchos pioneros de la Comunidad, entre ellos Bill y Lois, la Hna. Ignacia, Marty M., el Dr. Jack Norris, Clinton Duffy y el Dr. Harry Tiebout, un psiquiatra que apoyó A.A. e introdujo a Marty M. al programa.
Difíciles comienzos en Costa Rica
Aunque el Comité de Alcoholismo del gobierno de Costa Rica (COA), establecido en 1954, tenía cierto éxito al tratar a los alcohólicos, la única conexión con A.A. era una lectura mecánica de los Doce Pasos en las reuniones. Tras un comienzo incierto en 1958, el Grupo Tradicionalista Nº 1, iniciado por unos pacientes de COA, se estabiliza en 1959. En el verano de 1963, ocho grupos se reúnen por todo el país y se abre la Oficina de Servicios Generales en San José.

1961

Bill escribe a Carl Jung
En una carta en 1961 al Dr. Carl Jung, psicoanalista suizo-alemán, Bill expresa su gratitud por las palabras que Jung dirigió años atrás a Rowland G., paciente de Jung que más tarde introduciría a su amigo Ebby T. al Grupo Oxford. Bill dijo: “Usted le dijo francamente que era una caso desahuciado, desde el punto de vista médico y siquiátrico", [y que era posible tener] "un despertar espirtual o experiencia religiosa, o sea una conversión auténtica.” Bill describió estas declaraciones “sin duda alguna como la piedra fundamental sobre la cual se ha venido construyendo [A.A.]." Jung responde con una amable carta (derecha) diciendo que el antídoto más apropiado para el alcoholismo es la esipitualidad, destacada en los Doce Pasos.
Ventas del Libro Grande superan el medio millón
Para 1961, se ha vendido más de 500,000 ejemplares de Alcohólicos Anónimos, además de versiones en español, francés y alemán.

1962

Se publican los Doce Conceptos para el Servicio Mundial
En 1962, la Conferencia de Servicios Generales acepta el manuscrito de los Doce Conceptos para el Servicio Mundial. En la introducción Bill escribe que su objetivo es: “…recopilar el 'porqué' de nuestra estructura de servicio de manera que la experiencia invaluable del pasado y las lecciones que hemos sacado de esa experiencia no se puedan perder ni olvidar nunca.”
De isla a isla del Caribe
Los grupos del Caribe, incluyendo los de Bahamas y Trinidad reciben apoyo en 1962 cuando Gordon MacD. visita las Antillas y se reúne con los secretarios de los grupos de la región. La meta de lo que se llama “la Cruzada Caribeña”, lanzada por Gordon y otros miembros en 1959, es desarrollar y reforzar A.A. en el Caribe y facilitar la cooperación entre los grupos del Caribe y de Latinoamérica. Entre las islas que se unen al redil en 1962 figuran Barbados y Grenada de las Antillas Menores.
El Dr. Norris elegido presidente
El Dr. John L. Norris, director médico de Eastman Kodak y custodio no alcohólico de A.A. desde 1948, es elegido presidente de la Junta de Servicios Generales. “El Dr. Jack,” que Bill describió como “un trabajador muy dedicado y sin ningún egoísmo,” contribuye al desarrollo de los Foros Regionales. Seguirá participando en A.A. después de retirarse de la junta de custodios en 1975.
Grupos de las islas del Reino Unido
Guernsey se une a las filas en 1961 cuando Pru, un Solitario, organiza reuniones en el estudio del director de la Escuela Católica San José de St. Peter Port. El grupo se traslada a una sala en el piso de arriba de un café, y el número de miembros aumenta de seis a doce. Pero no experimenta un crecimiento significativo hasta que se instala permanentemente en el Hospital Princess Elizabeth en 1981. Un grupo empieza en la cercana isla de Jersey en 1962 y se realizan pequeñas convenciones conjuntas durante cuatro o cinco años, en Guernsey en otoño y en Jersey en primavera. El primer grupo de A.A. de la isla de Mann, al norte en el Mar Irlandés, se forma en 1966.

1963

Dos comienzos en la República Dominicana
Dos grupos de A.A. comienzan a reunirse regularmente en Santo Domingo en la primavera de 1963. El grupo de habla hispana, Santa Mercedes, crece de dos a 18 miembros para final del año. En la lista de la OSG aparece como contacto Abe F., uno de los dos hombres del otro grupo, el de habla inglesa; este grupo sólo durará dos años.
Aniversarios en el norte de Europa
Bélgica, con 18 grupos de A.A. en 1963 en ocho ciudades y pueblos, envía invitaciones (derecha) para la celebración de su 10º aniversario. Alemania, con 26 grupos en 14 ciudades y pueblos, también celebra su 10º aniversario.

1964

Comienzos en Sri Lanka
Desde 1959, un solitario del antiguo Ceilán ha estado inscrito en la lista de la OSG de Nueva York, pero hasta 1964 no se forma el primer grupo de A.A. conocido de ese país en Colombo, capital del país, donde se forma otro grupo al año siguiente. Pronto surgen grupos en otras partes de Sri Lanka. En 1976 un grupo de Kotahena, suburbio de Colombo, celebra su tercer aniversario con la publicación de este librillo (derecha).