Las Doce Tradiciones

En abril de 1946, Bill W. escribió un artículo para el Grapevine titulado “Doce puntos sugeridos para la Tradición de A.A.”, una presentación temprana de lo que llegaría a conocerse simplemente como las Doce Tradiciones. Con su acostumbrada previsión, Bill había echado una mirada al programa unos diez años después de haber conocido al Dr. Bob en Akron en 1935, y se había dado cuenta de que a medida que A.A. fuera creciendo, sería importante preservar su unidad y unicidad de propósito. Durante la década de los años cuarenta, Bill recibió centenares de cartas de parte de grupos de A.A. que se fueron iniciando en todas partes del país, cartas en que se le hacían preguntas constantemente acerca de la autonomía de los grupos, cuestiones del anonimato, la recomendación de empresas ajenas por parte de A.A. y similares.

Estas cartas, que Bill describió como “un maremágnum de experiencia temible y emocionante,” desempeñaron un papel importante en la redacción de las Doce Tradiciones. Publicadas individualmente en una serie en el Grapevine, desde diciembre de 1947 hasta noviembre de 1948, y adoptadas por la primera Convención Internacional, en Cleveland, las Tradiciones ofrecieron guías (no reglamentos) que servirían para ayudar a los grupos de A.A. de aquel entonces y en el futuro a comportarse apropiadamente en sus relaciones con el mundo externo y con Alcohólicos Anónimos en sí mismo. “Ofrezco estas sugerencias”, escribió Bill en ese primer artículo publicado en abril de 1946, “no como el dictado de un solo hombre ni como ningún tipo de credo, sino como un primer esfuerzo para describir ese ideal de grupo al que sin duda, durante los pasados diez años, nos ha conducido un Poder Superior”.Las Doce Tradiciones

Hoy en día, los grupos de A.A. siguen haciendo uso de las Tradiciones en su búsqueda de ese ideal de grupo a medida que van llevando su mensaje de esperanza a los alcohólicos que aún sufren en todas partes del mundo.

Ver esta página en: English | Français