Alcohólicos Anónimos selecciona dos ‘amigos de A.A.’ para servir como custodios

Para distribución inmediata

Agosto 22, 2019

Nueva York, NY:  Sor Judith Ann Karam, líder congregacional de las Hermanas de la Caridad de San Agustín, de Cleveland, Ohio, y el Dr. Al J. Mooney, pionero en el campo de medicina de adicción , de Cary, North Carolina, han sido seleccionados como custodios Clase A (no alcohólicos) de la Junta de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos.

La Junta de Servicios Generales de  A.A. está compuesta por 21 custodios: 14 de Clase, alcohólicos en recuperación, miembros de A.A., y siete de Clase B, no alcohólicos, cuya experiencia profesional se relaciona con aspectos de servicio de importancia vital para A.A. Seleccionados por experiencia profesional o de negocios o por la experiencia personal singular que pueden aportar a A.A., los siete custodios de Clase A siempre han podido hacer ciertas cosas que los catorce custodios de Clase B no pueden hacer, como por ejemplo, dirigirse personal y directamente a los medios de comunicación en conexión con A.A. o emplear sus nombres completos sin violar el principio de anonimato ante los medios públicos que se aplica a los miembros de A.A. El valor de lo que los custodios no alcohólicos han aportado a A.A.  es, según Bill W., cofundador de A.A.  “incalculable.” “En los días en que AA era desconocido”, dice”, nuestros custodios no alcohólicos fueron los que nos presentaron ante el público. … su sola presencia en nuestra junta bastaba para infundir confianza y respeto total a muchos grupos lejanos, mientras aseguraban del valor de AA a todos a nuestro alrededor. Estos son los extraordinarios servicios que aún prestan hoy día”.

En su capacidad como administradora de servicios de salud, desempeñándose de 1998 a 2013 en los cargos de presidenta y directora ejecutiva del Sistema de Salud de las Hermanas de la Caridad, la Hermana Judith Ann Karam ha hablado con entusiasmo sobre el trabajo de Alcohólicos Anónimos.  “A.A. siempre ha sido parte de mi vida”, dice.  “El alcoholismo es una enfermedad que no tiene cura, pero A.A. ofrece un servicio constante para mantener sobrios a los alcohólicos y además desde un principio se ha preocupado por los miembros de sus familias, que son una parte importante de su recuperación”.

La primera vez que Sor Judith Ann consideró la idea de ser una custodio Clase A de Alcohólicos Anónimos fue durante la octogésima Convención Internacional de A.A., celebrada en Atlanta, Georgia, en 2015.  Terry Bedient, para aquel entonces el presidente de la Junta de Servicios Generales, le otorgó a la orden de Sor Judith Ann, las Hermanas de la Caridad de San Agustín, la copia ceremonial número 35 millonésimo del libro Alcohólicos Anónimos, el texto fundamental de la Comunidad.  Cumpliendo con su cargo como Superiora general de su orden religiosa, la hermana Judith Ann, que pertenece a las Hermanas de la Caridad de San Agustín, estuvo presente para recibir la muestra de reconocimiento de A.A. por la labor que había realizado la Hermana Mary Ignacia.  Esta monja fue miembro de las Hermanas de la Caridad de San Agustín y en los primeros días de A.A. cuidó a miles de alcohólicos en el hospital Santo Tomás en Akron, Ohio, y más tarde en el hospital Caridad de San Vicente en Cleveland.  La Hermana Judith Ann ahora se hará cargo de ese legado en su función como custodio Clase A, trabajando con lo que ella llama “la magnífica y bondadosa comunidad de A.A.”.

Nacido en 1948 en Statesboro, Georgia, el mayor de tres varones, el Dr. Al J. Mooney es hijo de un médico y cirujano que, como consecuencia de una lesión que sufrió en la Segunda Guerra Mundial, se entregó al consumo excesivo del alcohol y los opiáceos.  Al descalabrarse su exitosa consulta médica a causa de su alcoholismo y adicción, el padre del Dr. Mooney fue condenado a prisión por prescribir narcóticos ilegalmente.  Pero cuando su padre regresó de la cárcel, según cuenta el Dr. Mooney, “Era como si hubiera otra persona en el cuerpo del padre que yo había conocido”.  Esto se debía a que su padre había conseguido un estado de sobriedad con Alcohólicos Anónimos.

El Dr. Mooney, que entonces tenía once años, se interesó en saber qué clase de programa podía hacer que “una nueva persona se mudara a un cuerpo viejo”.  Pronto aprendería muchísimo más sobre A.A.  Su madre, quien también era alcohólica, consiguió la sobriedad y ella, junto con el padre del joven Mooney, abrieron las puertas de su hogar a alcohólicos en recuperación.  En cierto momento, hubo hasta 25 personas viviendo allí.  El niño Mooney empezó a acompañar a sus padres a reuniones, conferencias y foros de A.A.  De forma natural, Alcohólicos Anónimos “se convirtió en un aspecto de mi forma de ver el mundo”, dice el Dr. Mooney.

El Dr. Mooney ha dedicado su carrera al tratamiento y la recuperación de la adicción.  Especialista en la toxicomanía y médico de familia en Cary, North Carolina, se ha desempeñado como director del Hospital Willingway en Statesboro, que fue fundado por sus padres para ayudar a alcohólicos y adictos a recuperarse, y aún pertenece a su junta.  Fue uno de los primeros médicos en EE.UU. a ser certificado en el campo de la Medicina de Adicciones.  Además es el coautor de un libro sobre la adicción y la recuperación.

“Estoy profundamente agradecido de haber recibido el honor de desempeñarme como custodio”, dice el Dr. Mooney.  “A mí siempre me ha encantado la expresión de ‘amigo de A.A.’  Llevo años llamándome a mí mismo así, y espero que durante el tiempo que yo sea custodio pueda acercarme a otros amigos de A.A. con la misma pasión por Alcohólicos Anónimos que yo”.
 Para más información: contacte el despacho de Información Pública de la Oficina de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos 212-870-3119 o publicinfo@aa.org

¿Qué es A.A.?

Alcohólicos Anónimos es una comunidad internacional de hombres y mujeres que ha tenido un problema con la bebida. Es no profesional, automantenida, multiracial, no política y disponible en casi todo el mundo. No hay requisitos referentes a edad ni nivel de educación. Puede hacerse miembro cualquier persona que desee hacer algo para solucionar su problema con la bebida. Para obtener más información, visite la página de Prensa/otros Medias en aa.org.

Ver esta página en: English | Français