22
de DICIEMBRE
PRINCIPIOS, NO PERSONALIDADES
Las formas en que nuestros alcohólicos “dignos” a veces han tratado de juzgar a los “menos respetables” son, en retrospectiva, algo absurdas. Imagínate, si puedes, un alcohólico juzgando a otro.
— EL LENGUAJE DEL CORAZÓN, p. 37
¿Quién soy yo para juzgar a nadie? Cuando entré en la Comunidad, descubrí que todos me gustaban. Después de todo, A.A. me iba a ayudar a vivir una vida mejor sin alcohol. La realidad era que a mí no me podrían gustar todos y tampoco yo a ellos. A medida que me he desarrollado en la Comunidad, he aprendido a amar a todos solamente por haber escuchado lo que ellos tenían que decir. Esa persona allá, o ésta aquí, puede ser la que Dios ha elegido para darme el mensaje que necesito hoy. Siempre debo recordar anteponer los principios a las personalidades.
Ver esta página en: English | Français
Este es un libro de reflexiones escrita por los A.A. para los A.A.
Compartir esto con un amigo