12
de ABRIL
RENUNCIAR A LA DEMENCIA
… en lo que concierne al alcohol hemos sido extraña- mente dementes.
— ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 38

Lo quisiera o no, el alcoholismo requería que yo bebiera. La demencia dominaba mi vida y era la esencia de mi enfermedad. Me robaba mi libertad de escoger respecto a la bebida y, consiguientemente, me robaba todas las demás opciones. Cuando bebía no podía tomar decisiones eficaces referentes a cualquier aspecto de mi vida y ésta se convirtió en inmanejable.

Le pido a Dios que me ayude a entender y aceptar el significado total de la enfermedad del alcoholismo.

Ver esta página en: English | Français
Este es un libro de reflexiones escritas por los A.A. para los A.A.
Compartir esto con un amigo